Modificación de conductas

Las consultas de modificación de conductas no deseadas, se están convirtiendo en unas de las más demandadas en nuestro Centro Canino en Las Merindades.

Ya que un alto porcentaje de perros posee algún tipo de comportamiento no deseado, pero quien realmente padece estos problemas son los propietarios del perro. Antes, el público en general desconocía la existencia de tratamiento para la mayoría de estas conductas, pero la tendencia actual de mayor preocupación por el bienestar animal ha llevado a un conocimiento generalizado sobre la existencia de los Técnicos en Modificación de Conductas.

¿Cómo me puede ayudar un adiestrador o un técnico en modificación de conductas?

Primero de todo, el adiestrador o el técnico en modificación de conductas, deberán estar seguros de que el o los problemas que padezca el perro que acude a su consulta, no están producidos o aumentados por algún problema fisiológico, para ello pedirá o recomendará el examen veterinario si procede según el caso. Después de esto se deberá conocer la historia aportada por los propietarios, para evaluar el problema y determinar si lo que preocupa a los propietarios es el verdadero problema o este viene de otro subyacente, cosa que ocurre en muchos casos, ya que en muchas ocasiones unas conductas van ligadas a otras, unas pueden ser más molestas que otras y por ello damos solo importancia a la conducta que nos crea problemas, pero puede ser que el foco o el inicio del problema, sea alguna otra conducta a la que no le prestamos atención, debido a que no nos supone una verdadera molestia.modificación de conductas

Algunos casos típicos de modificación conductas no deseadas:

  • Conductas agresivas hacia personas, animales o cosas.
  • Vocalizaciones excesivas en ausencia o presencia del dueño.
  • Conductas de eliminación inadecuadas o por sumisión.
  • Conductas rebeldes o escapistas.
  • Conductas destructivas de todo tipo de objetos.
  • Problemas alimenticios o ingestivos, como pica o coprofágia.
  • Miedos y fobias a cosas, animales, personas, lugares o situaciones.
  • Conductas estereotípicas.
  • Trastornos compulsivos.
  • Tirar de la correa durante los paseos.
  • Ansiedad por separación.
  • Dominancia en la familia.
  • Salutaciones excesivas o descontroladas.
  • Robar comida o basura.

Repetimos,  que se debe tener siempre en cuenta que en muchos de los casos de este tipo de conductas, se precisará de un informe veterinario previo, para descartar posibles causas médicas o fisiológicas que pudieran inducir o potenciar el problema. Ponemos énfasis en este aspecto, ya que si usted llega a sospechar que la conducta de su perro puede deberse a algún tipo de trastorno, debe hacérselo saber a su veterinario en primera estancia, para que este descarte o confirme esa posibilidad, antes de acudir al técnico de modificación de conductas. Por ello es muy recomendable acudir periódicamente a su consulta veterinaria, para efectuar revisiones rutinarias en las que se pueden detectar estos problemas de manera precoz y atajar el problema desde su inicio.

Si usted tiene alguno de estos u otro problema con su perro, que requiera de tratamiento en modificación de conductas no dude en contactar con nosotros, estaremos encantados de escuchar su problema.