Agresividad por dominancia

Agresividad por dominancia o agresividad por jerarquía. Podemos ayudarle a solucionar este problema con garantía de éxito. Nuestra especialidad es la agresividad canina. Tratamos casos de toda Europa.

Entendiendo la agresividad como una forma más de comunicación entre cánidos, es fácil comprender que la agresividad por dominancia, es un recurso muy utilizado entre los cánidos, para establecer roles jerárquicos y sociales.

La agresividad por dominancia entonces, cumple una función social de ordenación y control dentro de los grupos o manadas de cánidos y esta función ha permitido junto con la adaptabilidad de estos, que los cánidos estén presentes en cualquier parte del planeta y tener éxito como grupo organizado jerarquicamente allá donde estuvieren.

Ahora bien, cuando hablamos de perros que viven en familias humanas, la agresividad por dominancia dirigida a humanos, será siempre del todo inaceptable.

Muchos perros pretenderán hacerse con el control jerárquico de lo que considerarán su manada y algunos de ellos lo conseguirán, ejerciendo como auténticos tiranos al ver que los humanos no siempre captan sus señales de control y por tanto tendrán comportamientos agresivos mucho más continuos que si el mismo perro  estuviese intentando ordenar una manada de perros.agresividad por dominancia

Los problemas de agresividad por dominancia, son tremendamente comunes, en todo tipo de perros, sin importar su raza, tamaño o su origen mestizo. Es habitual observar a perros pequeños, ejercer este tipo de agresividad, dado que su tamaño tiende a restar importancia al problema y las familias incomprensiblemente llegan a acostumbrarse. Sin embargo alguien con un perro de tamaño medio o grande con el mismo problema, intenta buscar ayuda o incluso se deshará del perro por medio del abandono o el sacrificio, ante la aparición de situaciones que serán intolerables dentro de una familia e incluso muy peligrosas.

Esta modalidad de agresividad, se puede identificar con facilidad, dado que los ejemplares que quieren hacerse con el control de una situación, de un objeto, de otro ejemplar o de la familia al completo, reaccionarán de forma agresiva para mostrar su disconformidad ante nuestro comportamiento, ante nuestra intrusión en su espacio, ante nuestra falta de respeto por sus roles sociales y un largo etcétera de situaciones cotidianas dentro de una vida en familia.

Las muestras de agresividad comenzarán por lo general, (en ejemplares equilibrados que quieran hacerse con el control) con signos agresivos leves, como gruñidos o alzamiento de belfos para mostrar sus dientes e irán creciendo, elevando el nivel de los gruñidos, abriendo la boca mientras muestra sus dientes, incluso ladrando de forma agresiva. Todo esto por lo general antes de dar el siguiente paso, que será morder.

Este orden descrito, es un orden habitual o lógico dentro del comportamiento social de los perros, pero dependiendo de la dominancia del ejemplar y de su paciencia con nosotros, podrá saltarse alguno o todos de los pasos previos a la agresión física.

Lo ideal es atajar este tipo de problemas cuanto antes, para que no se estandarice el comportamiento.

Anualmente nos llegan docenas de casos con problemas de agresividad por dominancia y en nuestra estadística están a la cabeza los perros machos de entre 25 y 45 Kg.

Si tenemos en cuenta que un perro del tamaño de un Cocker Spaniel, posee una capacidad lesiva importante para una persona adulta. ¿Qué podremos esperar de un perro de por ejemplo 30 Kg, con este problema de comportamiento?

Dada nuestra experiencia en el tratamiento y rehabilitación de los problemas de agresividad, este tipo de casos, por lo general evolucionan muy bien y se rehabilitan completamente en más del 99% de los casos.

Habéis salvado a Dandy

Nuestro Bullterrier, es un caso muy difícil, con 2 años nos ha hecho la vida imposible. Nos recomendaron sacrificarlo incluso en el veterinario. Con tu ayuda Sergio, hemos conseguido controlar su agresividad. Sabemos que tenemos que esforzarnos con él día a día, pero la diferencia de antes a ahora es enorme.
Gracias de corazón.

by Jose Antonio on Centro Canino Roblezal
Gracias por todo

Mi Perro Lobo Checoslovaco, me había mordido a mí en varias ocasiones y otra a mi mujer. Veíamos el peligro con nuestros hijos y estábamos pensando en lo peor, cuando nos hablaron de vosotros.De Málaga a Medina de Pomar hay muchos muchos kilómetros, pero finalmente decidimos llevarlo y ha sido la mejor decisión posible. Podemos pasear con él sin miedo a cruzarnos con otros perros o con otras personas, cosa que antes provocaba en Wolf una agresividad exagerada y cuando intentábamos calmarlo, nos atacaba a nosotros. Cosa que no conseguíamos entender. Ahora estoy con el perro en un parque, escribiendo esto mientras va a mi lado sin correa. Habéis superado nuestras expectativas con creces.

Menos mal que os encontré

No sé como agradecerte la ayuda y el trabajo realizado con Mika, nuestra Bóxer.
La situación era insostenible. Ya había mordido a varios vecinos y nos denunciaron en una ocasión. Pensábamos que nos harían sacrificarla. Después de estar en el Roblezal, sigue siendo una perra guardiana y vigilante, pero totalmente controlada. Hemos aprendido a confiar en ella y ella en nosotros. A pesar del esfuerzo kilométrico de más de 600 kilómetros, ha merecido la pena. Te recomendamos a todo el mundo que nos pregunta.

Mil gracias

Muchísimas gracias Sergio.
Íbamos a sacrificar a nuestro Pastor Alemán (Zeus), porque nos atacaba en casa.
Ha pasado ya más de un año y toda la agresividad a nosotros ha desaparecido por completo.

by Maria Villa on Centro Canino Roblezal
Gracias Sergio

Gracias Sergio por tu gran trabajo de reeducar a mi Dogo Argentino. Ibamos a sacrificarle por su gran agresividad y lo has salvado

Excelente

Mi opinión sobre el Centro Canino Roblezal, es excelente. Me puse en contacto con ellos por recomendación de un socio comercial de Valencia, que tubo su Pittbull con ellos. Mi perro Drago, es un Pastor Alemán de lineas de trabajo y cuando llegó a los 2 años comenzó a ser extremadamente protector conmigo, mi mujer y mis hijas, de modo que pasearlo por la calle era una locura incluso con bozal. Por mi trabajo me muevo mucho y mi mujer debe pasearlo la mayor parte del tiempo, cosa que con la fuerza de un perro como Drago 39 kg se le hacía imposible. Hace 7 meses más o menos que Drago estuvo en el Roblezal y cada día va mejor. El siempre está vigilante en la calle, no se le escapa nada, pero ya confiamos plenamente en el y sabemos que cualquiera puede acercarse, saludarnos etc, cosa que antes desencadenaba una agresividad terrible.Eternamente agradecidos de verdad.

Page 1 of 3:
«
 
 
1
2
3
 
»
 
Submit your review
1
2
3
4
5
Submit
     
Cancel

Create your own review

Average rating:  
 0 reviews