Chinches, un problema antiguo muy actual.

Las infestaciones por chinches se multiplican con rapidez, a veces es incluso difícil darse cuenta.
Los perros detectores de chinches son una solución rápida para cadenas hoteleras, compañías aéreas, hospitales, centros geriátricos, empresas de control de plagas etc.
Si su empresa puede necesitar uno o varios de estos perros, consúltenos sin compromiso.

Noticia original Clic Aquí

Las denuncias por chinches se disparan en Donostia

Los avisos al departamento de Salud Pública del Ayuntamiento se elevan a cinco por semana, cuando hace año y medio rondaban los tres
Si se detectan hay que acudir a una empresa especializada en plagas.

CAROLINA ALONSO – Viernes, 23 de Octubre de 2015 –

  • Chinche

DONOSTIA – En los últimos tiempos, la presencia de chinches se ha multiplicado en los alojamientos y hogares de Donostia hasta el punto de que los servicios de Sanidad del Ayuntamiento registran entre cuatro y cinco denuncias cada semana, una cifra hasta ahora nunca alcanzada.

Hasta hace año y medio, aproximadamente, la proliferación de estos insectos que se expanden con suma facilidad era menor. Se registraban unos tres avisos por semana. Sin embargo, la progresión de la plaga es una realidad y los técnicos del servicio de Salud Pública y Bienestar Animal del Ayuntamiento han visto aumentar su trabajo a causa de la multiplicación de este insecto, tanto en hogares particulares como en pensiones.

La vuelta de las vacaciones se ha notado especialmente en los servicios de Sanidad ya que, generalmente, la aparición de estos insectos se hace evidente a los 20 o 30 días del regreso de las vacaciones o viajes de trabajo. Por eso, el pasado mes septiembre se “han incrementado notablemente los avisos por chinches que recibe el Ayuntamiento pidiendo orientación”, explican fuentes del departamento.detector chinches

Según la experiencia de estas últimas semanas, se dan muchos casos de infestación en personas que han viajado a Nueva York, Londres, Salou y distintas localidades francesas. También entre quienes han pernoctado en albergues del camino de Santiago. Por otra parte, también se han registrado casos en domicilios afectados por la plaga tras haber introducido en ellos muebles o colchones abandonados en las calles, junto a los contenedores de basura.

Si se detectan chinches en casa es necesaria la actuación de una empresa especializada en control de plagas, ya que el departamento de Sanidad municipal no se hace cargo de los gastos derivados de su eliminación. Su labor se centra en orientar y aconsejar, además de coordinar la eliminación de los enseres infectados con el servicio municipal de limpieza viaria que, a su vez, tiene que tener especial cuidado para evitar la propagación de la plaga en sus instalaciones y entre sus empleados.

La presencia de chinches en algunas pensiones de la ciudad ha llevado a algunos clientes a acudir alarmados a la farmacia. Recientemente, unos turistas alojados en una pensión de la Parte Vieja fueron atendidos en una farmacia de la calle Hernani con un centenar de picaduras en sus cuerpos.chinches

También unos profesores de inglés tuvieron que dejar momentáneamente su domicilio para desinfectarlo. En estas ocasiones de infestación masiva, es necesario trasladarse dos semanas para lograr una desinfección total del domicilio o habitación.

HIGIENE La higiene de las personas afectadas por las picaduras no tiene nada que ver con la presencia de estos insectos, según recalcan fuentes del departamento de Salud Pública. “No hay que avergonzarse de tener chinches porque pueden aparecer desde los hogares más humildes hasta en los hoteles más lujosos”, subrayan.

En casos de infestación masiva, como algunos de los detectados últimamente en la capital guipuzcoana, no solo es necesario abandonar temporalmente el domicilio sino también desmontar todos los elementos de madera donde se alojan los huevos de estos insectos. Por ello, camas, cabeceros, armarios, zócalos y otros muebles deben ser retirados y son irrecuperables. En ocasiones, incluso, los bichos pueden alojarse en los agujeros de los enchufes, que también es necesario retirar. Los pliegues y costuras de los colchones y canapés, además de los sofás, son también lugares muy acogedores para esta especie.

La plaga de chinches es, según los expertos, muy difícil de erradicar y cuando exista una sospecha es necesario avisar al Servicio de Salud Pública del Ayuntamiento, en el paseo de Duque de Mandas número 12 o en el teléfono 943 483 878. Para eliminar los insectos se desaconseja usar aerosoles ya que, en lugar de matarlos, los expanden por toda la casa. No hay un tratamiento que los elimine con una sola aplicación y, en muchas ocasiones, es necesario desmontar todas las habitaciones y seguir los consejos de los especialistas en erradicación de plagas.

Los chinches prefieren la oscuridad y es difícil llegar a verlos de día, a no ser que se haga un análisis muy concienzudo de las estancias afectadas.

Su tamaño y aspecto puede cambiar según el momento de crecimiento en el que se encuentren y también en función de si acaban de alimentarse o no. Cuando acaban de salir del huevo son pequeños, semitrasparentes, de color marrón claro y del tamaño de la cabeza de un alfiler. De adultos son planos, con el cuerpo ovalado y rojizo y pueden alcanzar el tamaño de una semilla de manzana.picaduras chinche

NO SON MANCHAS DE HUMEDAD En ocasiones, se puede saber de su presencia por pequeñas manchas negruzcas, mezcla de excrementos y huevos, que se pueden confundir con manchas de humedad.

La proliferación de los chinches está repuntando pero durante un tiempo se ha considerado que esta plaga, tradicionalmente ligada a prisiones y lugares insalubres, estaba prácticamente erradicada. La sustancia responsable de su eliminación fue el DDT (Dicloro Difenil Tricloroetano), un insecticida descubierto por el químico suizo Paul Hermann Muller, que le valió el premio Nobel de Medicina en 1948.

Sin embargo, la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos prohibió su uso en 1972 y en 2006 la Organización Mundial de la Salud replanteó su autorización, lo que, con el tiempo, se ha traducido en la proliferación de la plaga, según los entendidos.

El problema que afecta a Donostia se repite en muchos otros lugares. Sin ir más lejos, el pasado mes de septiembre la plaga de chinches obligó a cerrar la Filmoteca de Madrid.

CONSEJOS

Actuar rápido. Cuanto antes se detecta el foco mejor se consigue su eliminación.

Planificar la erradicación. Una desinfección radical es muy difícil de ejecutar por lo que hay que seguir estrictamente los consejos de los expertos del Salud Pública del Ayuntamiento y de las empresas de control de plagas.

No usar aerosoles doméstico. Los sprays consiguen el efecto contrario porque expanden los insectos por las estancias y no acaban con ellos.

Lavar. La ropa personal, de cama y las cortinas se deben lavar a una temperatura mínima de 60 grados y secar con secadora de aire caliente durante dos horas como mínimo a 45 grados. En caso de no poder alcanzar estas temperaturas en casa es necesario trasladar estos textiles a una lavandería, en bolsas de plásticos correctamente cerradas.

Enseres no lavables. Las prendas que no se puedan lavar (cuero, zapatos) así como los bolsos y otros enseres deben introducirse en el congelador una semana. Hay empresas que ofrecen este servicio.

Muebles. Nunca deben depositarse en la vía pública, porque expanden la plaga. Ante la sospecha de que en nuestro domicilio hay chinches, es necesario avisar al servicio de Salud Pública del Ayuntamiento.

Hogar o habitación. Hay que recurrir a una empresa especializada, que aplicará productos más de una vez. A veces, es necesario abandonar el hogar quince días.