Comida para perros

Teniendo en cuenta que proporcionar a nuestro perro una comida para perros casera adecuada y equilibrada puede ser difícil y en algunos casos casi imposible, por el tiempo y los ingredientes necesarios para su elaboración, lo más recomendable es administrar a nuestros perros algún tipo de dieta comercial de calidad de las existentes en el mercado. Principalmente encontraremos alimentos deshidratados o piensos y alimentos húmedos de diferentes texturas, como salchichas, patés… Ambos tipos de alimentación tienen ventajas e inconvenientes respecto al otro tipo y aquí indicaremos algunas de ellas.

La comida para perros húmeda tiene una mayor palatabilidad que la seca, es decir son más apetecibles para nuestros perros, ya que la cantidad de grasa en ellas puede ser mayor. Por contra,estas cantidades de grasa pueden ser no deseables en perros con propensión a engordar o por su tipo de actividad diaria. Un posible problema de este tipo de alimentos, para perros que viven en el interior de las casas de sus dueños, es que pueden ocasionar manchas en todo lo que esté al alcance de nuestro perro, sobre todo si tiene bigotes o barbas.comida para perros

El alimento seco se puede obtener en formatos de gran tamaño, donde podremos adquirir hasta 30Kg en un solo envase, que una vez abierto mantiene sus propiedades durante el tiempo que se precise para consumirlo, mientras los alimentos húmedos, se deberán conservar en el frigorífico una vez abiertos.

Por lo general, la comida para perros más cómoda es el pienso, por la facilidad para manejarlo, conservarlo y conseguirlo. Si acostumbramos a nuestro perro a comer solo pienso, no tendremos inconvenientes si ocasionalmente debemos recurrir a otro tipo de alimentación, por ejemplo si se nos termina el saco de nuestro pienso habitual y no hemos previsto con anterioridad la compra de otro, en ese caso podremos recurrir a algo de comida casera para ese día o a algún tipo de comida enlatada que podamos tener para esos imprevistos. Ya que pasaremos de un alimento con una palatabilidad media o alta a otro con una palatabilidad muy alta, nuestro perro se lo comerá encantado. Por contra si nuestro compañero está acostumbrado al sabor de la comida húmeda y tenemos que cambiar ese hábito, aunque solo sea de modo temporal, por prescripción veterinaria por ejemplo, podremos encontrarnos con que nuestro perro rechace el pienso.

En el mercado disponemos de muchos fabricantes de comida para perros, tanto de piensos, como de comida para perros enlatada o prensada. Deberemos buscar siempre el alimento de mayor calidad acorde a nuestro presupuesto mensual y no deberemos fijarnos solo en el precio, ya que lo que realmente importa es la composición del alimento y podremos encontrar diferentes piensos en un rango de precio similar, que difieran en composición y calidad. Una buena recomendación es asesorarnos por nuestro veterinario, en base a la raza, talla, peso, edad, cantidad diaria de ejercicio y estado de salud de nuestro perro, ya que nadie mejor que el, podrá indicarnos los porcentajes de grasas, proteínas, cenizas, vitaminas… que nuestro perro necesita diariamente.

Por ello, nuestra recomendación es la comida para perros seca, o pienso, de calidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *