Cría y Selección

Con este artículo, pretendemos aportar información explicativa veraz sobre las dificultades reales en la cría y selección del Schnauzer Gigante Negro.

 

Esperando que después de su lectura, el interesado no se deje impresionar por argumentos de poca o ninguna base a la hora de adquirir un cachorro. Lo que aquí expondremos sería trasladable a cualquier otra raza canina, pero nosotros nos centraremos en esta  en concreto.

Un título muy común a la hora de adquirir un cachorro de esta raza y de otras es: “Hijo del campeón de España, del Mundo…, o Nieto de…”. Realmente esto nos dice , que el padre o el abuelo del cachorro de nuestro interés, es un perro bonito, que se ajusta al estándar morfológico y que ha obtenido el citado título. No nos dice si nuestro cachorro será morfológicamente como su padre ni muchísimo menos, como tampoco nos dice nada sobre el temperamento del citado progenitor, ni de sus aptitudes para el trabajo. Por lo tanto este es un argumento más bien pobre.

Hablemos un poco de genética en cría y selección:

La genética es una ciencia tremendamente caprichosa y esto lo vemos constantemente en nuestro día a día, de donde padres con ojos marrones, tienen hijos con ojos azules, por ejemplo y es igual de común en cualquier especie animal y esto afecta mucho a la cría y selección. Lo que si es cierto es que los genes dominantes tienden a prevalecer o tienen más opciones de que se reproduzcan en el nuevo individuo, pero saber cual es el gen dominante respecto a un carácter  como por ejemplo el tipo de pelo, del genotipo de un perro es complicado y exige o bien un análisis genético respecto a ese tramo del ADN o realizar cruces selectivos que nos lleven a una conclusión. Pero además saber cuales de los genes dominantes de ambos reproductores se van a expresar en todos o en alguno de los cachorros, es más complejo aún.cría y selección

Por ejemplo, si tenemos un macho con un instinto de guarda muy acentuado y esta cualidad nos interesa, en la cría y selección  lo debemos cruzar con una hembra que tenga ese instinto en igual o superior medida, pero esto no nos dice que  el instinto de guarda sea dominante en ambos casos, para poder tener cierta certeza, debiéramos conocer a hermanos y padres de ambos y si en todos ellos sin excepción se repite ese instinto, entonces tenemos un porcentaje elevado de posibilidades de criar cachorros guardianes, pero potenciar esa linea de guarda quizás nos produzca ejemplares no demasiado grandes o quizás no tan explosivos en reacciones o con actividad física baja… Es decir, seleccionar una característica concreta, puede llevar ligadas otras que no sean deseables. Pero la cría y selección es más compleja aún si sabemos que el instinto de guarda está relacionado con el temperamento y que este es una característica regulada no por un solo par de  genes si no por muchos, es decir poligénica y que además el temperamento como tal es influenciable o modificable por el medio ambiente, siendo el aporte genético de un 30 a un 50%. Sumando heredabilidad y ambiente obtenemos el carácter final del individuo, que podrá parecerse al de sus hermanos de camada, pero no será igual.

Genética Basica:

En genética, los genes se expresan con letras mayúsculas para los genes dominantes y en minúsculas para los recesivos. Teniendo en cuenta que un individuo es el 50% de cada progenitor, en cría y selección cada gen se expresará en realidad como un par de letras o par de genes, donde cada una de ellas corresponderá al gen aportado por uno u otro progenitor.

Los genes dominantes, son aquellos que siempre se expresan y los recesivos, solo se expresan si van acompañados de otro como ellos.

Veamos unos ejemplos con el color del pelo por ser una característica sencilla en una raza con 3 tipos de capa, como es el Labrador Retriever para cría y selección.

Esta raza presenta las variedades de Negro, Marrón (o chocolate) y Dorado.

Se sabe que el gen dominante es el Negro, al que llamaremos “N” y que el recesivo es el marrón, y lo representaremos con la “n”. Cuando los genes que forman un par son iguales entre sí, (NN o nn) los llamaremos Homocigotos y cuando son distintos (Nn) Heterocigotos. El homocigoto dominante (NN) siempre se representa en su descendencia.

Ejemplos:

Macho Negro Homocigótico NN x Hembra Marrón Homocigótica nn = Cachorros Nn Heterocigóticos (negros)

Macho Negro Heterocigótico Nn x Hembra Marrón Homocigótica nn = 50% de cachorros Heterocigóticos negros Nn  y 50% de cachorros Homocigóticos marrones nn.

Pero ocurre que tenemos una capa más en el caso del Labrador Retriever, la capa Dorada, que resulta que no es ni Dominante, ni Recesiva.

Con los datos que hasta ahora manejamos tenemos 3 tipos de genotipo para el color de capa de esta raza, que serían:

NN Negro Homocigótico

Nn Negro Heterocigótico

nn Marrón Homocigótico

Lo que ocurre es que entra un tercer gen en juego que se llama Epistático y que tiene el poder de inhibir la representación del dominante.

A este le llamaremos AA, Aa y aa. Cuando es recesivo, aa, inhibe el color de capa marrón o negro.

Ahora tenemos 9 genotipos en vez de 3, que serían:

Negros: NNAA, NnAA, NNAa, NnAa

Marrones: nnAA, nnAa

Dorados: NNaa, Nnaa, nnaa

Con esta pequeña introducción de genética simple con solo 2 genes, para un caracter, pretendemos que el lector se haga una idea de lo complejo de la cría y selección:

Schnauzer Gigante Negro, de capa dura y largura media, altura de 70cm, orejas correctamente implantadas, flequillo largo, ungulaciones correctas, buenos aplomos, movimiento dinámico y ágil, alta necesidad de ejercicio, temperamento fuerte…

En esta cría y selección entran en juego cientos de genes y para algunas características como la altura o envergadura física, hacen falta la conjunción de muchos genes.

Al final se trata de crear una linea e ir evolucionando esta poco a poco y con mucho esfuerzo.

Nuestro Afijo Roblezal, pretende hacer cría y selección del Schnauzer Gigante Negro que se ajuste al estándar, tanto en el apartado morfológico, como en el de utilidad o de trabajo y le damos mucha importancia a este segundo, ya que fue el fin buscado para la creación de la raza. Para nosotros la potencia y velocidad física en esta raza son muy importantes, así como el temperamento y a este aspecto le prestamos especial atención, buscamos cachorros con un buen temperamento y modificamos el ambiente en el que viven para potenciarlo desde el comienzo de la gestación, ya que el estrés de la madre en esta etapa influirá en el carácter final, como lo harán la manipulación y estimulación tempranas de los cachorros o los hábitos alimenticios, la disposición de alimento de una manera determinada, un ambiente enfocado al juego y la experimentación.

Si ha pensado en esta raza, le invitamos a conocer nuestro sistema de cría y selección.

Para cualquier consulta, no dude en contactar.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>