Schnauzer Gigante

Antes de adquirir un Schnauzer Gigante, le vamos a contar algunas particularidades de la raza.

El Schnauzer Gigante o Riesenschnauzer, es un perro de talla media grande, que puede llegar a los 70cm de alzada a la cruz. Llamamos cruz al punto donde termina el cuello en su parte inferior y se une con el lomo a la altura de los omóplatos. Su peso puede sobrepasar los 45Kg, goza de mucha fuerza física, derrocha energía y no es especialmente cuidadoso en el juego. Si se lo propone puede saltar vallados de 2 metros o más de altura, aunque en realidad no suelen tener conductas escapistas.

Con este pequeño apunte ya podemos hacernos una idea de lo que será el futuro adulto y aunque se dice que el Schnauzer Gigante nace ya siendo un atleta, no es hasta la edad de 18 meses cuando presentan todo su potencial.

Si usted a pensado en esta magnífica raza, debe saber que de adultos precisan una buena dosis de ejercicio diario, para poder quemar esa gran cantidad de energía de modo correcto y no desviarlo a conductas destructivas. Son perros que no deben aburrirse, ya que el aburrimiento les hará buscar entretenimientos que quizás no nos apetezcan, como comerse muebles o enseres que tengan a su alcance. Si el perro adulto va a permanecer en el interior del hogar, convendría acostumbrarlo desde cachorro al transportín, lo que beneficiará a perro y propietario, asimilará más rápidamente las conductas higiénicas deseadas, se minimiza el riesgo de estrés por separación y evitamos conductas destructivas cuando no podemos vigilar al perro.Schnauzer Gigante

Carácter:

El carácter del Schnauzer Gigante, es fuerte, son tercos y tienen una tendencia a la dominancia medio alta con otros perros y personas. Esto no debe asustarnos, solo debemos conocerlo y estar prevenidos para actuar acertadamente.

Un carácter fuerte siempre es deseable en perros de trabajo, ya que esto influye de manera positiva en su adiestramiento, admiten más presión psíquica que ejemplares más débiles y es más complicado estropearlos.

La terquedad a la que hacemos mención es igualmente positiva ya que les hace luchadores cuando tienen un objetivo y les hace ser perseverantes, para canalizar esto o mejor es el adiestramiento temprano. Todos los Schnauzer Gigantes disfrutan con el adiestramiento.

En cuanto a la dominancia, si hablamos de que este va a ser nuestro primer perro, debemos entender que por descontado tendremos un desconocimiento importante en lo que a comportamiento canino se refiere, por lo que tendremos 2 opciones correctas. La primera sería decantarnos por un cachorro hembra, ya que estas son más manejables y menos dominantes que los machos y así ir aprendiendo junto a un animal menos exigente, por contra son más cariñosas que los machos. Con la segunda podemos elegir un cachorro macho y desde inicio acudir a clases para cachorros y continuar con las clases para jóvenes como mínimo, aunque esto sería lo ideal también para el primer caso, con los machos debe ser obligatorio si es nuestro primer perro. De este modo y para ambas situaciones, disfrutaremos mucho aprendiendo a la vez que nuestro perro, sacaremos el máximo del potencial de nuestro perro y no caeremos en un manejo erróneo, como castigos excesivos o innecesarios, por desconocimiento.

Schnauzer Gigante.jpgLa hembra del Schnauzer Gigante, suele ser poco o nada dominante con las personas de su familia, pero si con otras hembras que sean de la familia o no.

En cuanto a los machos, estos si que presentas conductas dominantes, tanto con humanos como con otros perros. Si hacemos caso de la recomendación de iniciar el adiestramiento con las clases para cachorros, esto no debe preocuparnos en absoluto, ya que aprenderemos a manejar cualquier situación que se produzca y lo más importante, tendremos una jerarquía, disciplina y socialización apropiadas, que nos evitarán todos los problemas en este aspecto.

Todo lo que aquí referimos, habla en general de la raza, no de individuos concretos, por ello es muy importante hacer una correcta elección del cachorro.

Siempre lo más acertado será contactar con un profesional de la raza, que podrá asesorarnos sobre el Schnauzer Gigante en general y sobre su linea de cría en particular. Esto es muy importante, ya que dentro de una camada habrá tantos temperamentos diferentes, como cachorros hayan nacido. De entre estos cachorros podrá haber o no alguno que se adapte a nuestras necesidades, prestemos especial atención, en que puede no haber un cachorro en esa camada que se adapte a nosotros y tengamos que seguir buscando. Aquí entra la honestidad del criador, que deberá ser consecuente a la hora de aconsejarnos.

Un particular nunca podrá asesorarnos sobre esto, que es en realidad lo más importante a la hora de elegir un compañero o compañera que nos acompañará durante muchos años. De una elección acertada, obtendremos familias contentas que disfrutarán con su perro.

Como nota final diremos que un Schnauzer Gigante debe tener siempre un temperamento fuerte y aptitudes de trabajo, si carece de estas 2 características, podrá ser muy bonito, pero no será un Schnauzer Gigante.