Mi perro es agresivo

Cuando un cliente llega a nosotros y expone: Mi perro es agresivoEstamos ante uno de los casos más comunes o frecuentes que llegan a las consultas de adiestramiento y/o de modificación de conductas.

Lo importante de entrada es que él o los propietarios, se han dado cuenta del problema y han decidido buscar ayuda. Digo que es lo importante ya que muchos dueños de perros, no son conscientes del problema que tienen y si lo son, le quitan importancia, pensando erróneamente que su perro no puede llegar a ser una amenaza . Otros al darse cuenta del problema, ni se plantean buscar ayuda, quizás porque piensen que no tiene solución o por no implicarse más con su perro y optan por soluciones drásticas como el abandono y en muchísimos casos el sacrificio del animal.mi perro es agresivo

Si mi perro es agresivo, lo primero que debo hacer es buscar ayuda profesional, en el mismo momento que sea consciente del problema. Al igual que en el resto de problemas de conducta canina, será más fácil de solucionar cuanto antes se ataje el problema, pero en este caso la importancia del diagnóstico precoz es mucho mayor, para poder solucionar el problema en el mínimo tiempo posible.

A la hora de buscar la ayuda de un profesional si mi perro es agresivo, nos daremos cuenta que ya en la consulta telefónica, comenzarán las dificultades, al ser rechazado nuestro caso o indicándonos que no es la especialidad de ese centro o adiestrador. No debe desesperar, debe tener en cuenta que al igual que en la medicina hay multitud de especialidades, en el adiestramiento canino, también las hay. El problema principal al que se va a enfrentar a la hora de buscar ayuda, es que hay pocos especialistas en esta rama y quizás deba plantearse buscar en otras provincias. Al Centro Canino Roblezal, situado en la provincia de Burgos, nos llegan casos de mi perro es agresivo, de provincias cercanas como Valladolid y de otras más alejadas como Barcelona.

Si sé que mi perro es agresivo, es muy probable que no sepa la causa y esto no debe enfadarnos ni molestarnos. Tendré que saber que es uno de los problemas de conducta canina más complejos de diagnosticar y de tratar, ya que el o los desencadenantes de la conducta agresiva, pueden ser de diferentes tipos e incluso de varios.

Algunos de los posibles desencadenantes si mi perro es agresivo:

-La dominancia: Más marcada en los machos que en las hembras por lo general y algunas razas tienen mayor predisposición.

-El instinto de guarda o defensivo: Se da en ambos sexos, pero también hay razas con mayor tendencia a ella.

-El instinto de caza: También en ambos sexos y algunas razas lo tienen muy desarrollado.

-El miedo: Los ejemplares de cualquier sexo y raza, pueden ser muy agresivos e impredecibles por miedo a diferentes situaciones, cosas, animales o personas.

-Problemas de origen fisiológico: Pueden presentarse a cualquier edad y ser de diversa índole. Desde neuronales o psíquicos, a tumorales, dentales, óseos…

Para que un especialista en problemas de agresividad canina, pueda ayudarle con su caso de mi perro es agresivo, debe tener en cuenta, que serán fundamentales algunos aspectos como estos:

-Proporcionar la mayor información posible acerca de los episodios violentos, protagonizados por el perro.

-Intentar recordar cuando ocurrió el primero de ellos y cómo era la situación, para intentar identificar causas posibles.

-Será preciso que en la entrevista estén todos los miembros de la familia que vivan con el perro, para que entre todos recuerden el mayor número de datos posible.

-Toda la información deberá ser veraz y ajustada a la realidad, muchos dueños intentan justificar el comportamiento.

-Haber acudido a su veterinario previamente, para descartar posibles causas fisiológicas.

-Ser conscientes realmente de que mi perro es agresivo, será fundamental para poder afrontar el problema.

Teniendo todo esto, el profesional podrá valorar la situación adecuadamente y les dará las pautas a seguir y cómo comenzar el tratamiento.

En algunos casos muy extremos de dominancia, puede darse el caso de que la familia no esté preparada o cualificada para hacerse cargo con seguridad del animal, ya que se requerirá experiencia y un carácter y actitudes dominantes por parte de todos los integrantes de la familia. En estos casos, lo más recomendable será buscar un nuevo hogar adecuado al animal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *