Agresividad Canina

 

La agresividad canina, es nuestra especialidad, rehabilitamos el 99,9% de los casos. Aceptamos todos los casos sin excepciones. Recibimos casos de toda Europa. Rehabilitamos una media de 120 perros cada año.

Puede ver aquí una pequeña muestra de casos resueltos.

agresividad canina

El Centro Canino Roblezal, es el referente nacional en el tratamiento y la rehabilitación de perros agresivos, especialmente en razas grandes. A nuestro centro llegan perros de toda Europa, referidos en muchas ocasiones por otros adiestradores no especializados en la agresividad canina. También recibimos a profesionales del sector que quieren ampliar su experiencia en la modificación de la conducta agresiva, ya que este tipo de conducta requiere de profesionales con años de experiencia en su tratamiento.agresividad canina

 

La agresividad canina, se puede presentar de diversas formas, en diversos estadios o grados y en perros de cualquier raza, edad o sexo. La agresión puede ir dirigida a otros animales de la misma u otra especie, siendo la más común la agresión intraespecífica entre canes, pero puede dirigirse hacia cosas y por supuesto hacia personas de cualquier edad, incluidos los niños.

Cuando un perro da muestras de agresividad, lo correcto y obligado es buscar la ayuda de un profesional, especialista en agresividad canina cuanto antes. Intentar solucionar el problema por su cuenta o siguiendo recomendaciones de amigos no funcionará y casi al 100% la conducta empeorará. Además deberemos extremar las precauciones en todo momento, para evitar que ocurran accidentes mientras llega la ayuda.

La rehabilitación de perros con agresividad canina (sobre todo hacia las personas) es una labor muy importante ya que los perros con este tipo de problemas, considerados como muy graves y peligrosos, tienen muchas probabilidades de acabar sacrificados por ser su comportamiento incompatible con la convivencia con humanos.

agresividad canina

 

Desde el Centro Canino Roblezal abogamos por el sacrificio cero, por ello aceptamos todos los casos de agresividad, casos que muchos otros rechazan, ya que creemos que todos ellos merecen nuestra oportunidad y trabajaremos desde la psicología canina para ayudarlos.

Lo primero que hacemos en todos los casos es intentar averiguar la causa de la agresividad, la cual puede tener diferentes orígenes, como pueden ser el miedo y la dominancia entre otras muchas.

Siempre descartaremos que la agresividad la produzcan causas de tipo fisiológico (enfermedades que puedan provocar dolor o malestar por ejemplo).

Determinaremos también si la agresividad viene dada por componentes genéticos, es decir si el origen de la agresión es heredado. Aunque los casos con este tipo de origen son los menos, debemos decir que nos remiten perros donde la genética es la responsable de la agresión.
agresividad canina

La rehabilitación psíquica de los perros agresivos, la realizamos siempre en régimen interno, en periodos mensuales. El 99% de los perros tratados anualmente se rehabilitan en tan solo un mes de estancia con nosotros.

Si usted se encuentra en algún tipo de situación con su perro que requiera su rehabilitación, no dude en contactar con nosotros y sin compromiso, antes de tomar una decisión fatal para su animal. Somos su centro de rehabilitación canina especializado en agresividad.

by José Luís Rodríguez on Centro Canino Roblezal
Ya hace un año y todo sigue perfectamete bien

Ya hace un año que lleve al centro Roblezal a mis dos perras, que se mataban entre si, con la idea de que si Sergio no conseguía nada quitarme una de ellas, parecía no haber otro remedio.Desde que él las trató hasta hoy no ha habido ni un solo momento de disputa, su relación es perfecta, están alegres, siguen teniendo cada una su personalidad e incluso juegan entre ellas.Cuando volvieron a casa, durante los siguientes tres meses les tuvimos con los collares de impulsos eléctricos, seguramente más por nuestros miedos que por la necesidad de que los llevaran. Desde luego ahora, y ya hace muchos meses, algo así como ocho o nueve, no llevan ningún tipo de collar y continúan llevándose de maravilla, sin la más mínima agresividad entre ellas.Te lo he dicho varias veces, Sergio, pero de nuevo te lo digo: muchas gracias por tu trabajo, ha sido magnífico.Un abrazo.José Luís 

Habéis salvado a Dandy

Nuestro Bullterrier, es un caso muy difícil, con 2 años nos ha hecho la vida imposible. Nos recomendaron sacrificarlo incluso en el veterinario. Con tu ayuda Sergio, hemos conseguido controlar su agresividad. Sabemos que tenemos que esforzarnos con él día a día, pero la diferencia de antes a ahora es enorme.
Gracias de corazón.

by Jose Antonio on Centro Canino Roblezal
Gracias por todo

Mi Perro Lobo Checoslovaco, me había mordido a mí en varias ocasiones y otra a mi mujer. Veíamos el peligro con nuestros hijos y estábamos pensando en lo peor, cuando nos hablaron de vosotros.De Málaga a Medina de Pomar hay muchos muchos kilómetros, pero finalmente decidimos llevarlo y ha sido la mejor decisión posible. Podemos pasear con él sin miedo a cruzarnos con otros perros o con otras personas, cosa que antes provocaba en Wolf una agresividad exagerada y cuando intentábamos calmarlo, nos atacaba a nosotros. Cosa que no conseguíamos entender. Ahora estoy con el perro en un parque, escribiendo esto mientras va a mi lado sin correa. Habéis superado nuestras expectativas con creces.

Menos mal que os encontré

No sé como agradecerte la ayuda y el trabajo realizado con Mika, nuestra Bóxer.
La situación era insostenible. Ya había mordido a varios vecinos y nos denunciaron en una ocasión. Pensábamos que nos harían sacrificarla. Después de estar en el Roblezal, sigue siendo una perra guardiana y vigilante, pero totalmente controlada. Hemos aprendido a confiar en ella y ella en nosotros. A pesar del esfuerzo kilométrico de más de 600 kilómetros, ha merecido la pena. Te recomendamos a todo el mundo que nos pregunta.

Mil gracias

Muchísimas gracias Sergio.
Íbamos a sacrificar a nuestro Pastor Alemán (Zeus), porque nos atacaba en casa.
Ha pasado ya más de un año y toda la agresividad a nosotros ha desaparecido por completo.

by Maria Villa on Centro Canino Roblezal
Gracias Sergio

Gracias Sergio por tu gran trabajo de reeducar a mi Dogo Argentino. Ibamos a sacrificarle por su gran agresividad y lo has salvado

Page 1 of 3:
«
 
 
1
2
3
 
»
 
Submit your review
1
2
3
4
5
Submit
     
Cancel

Create your own review

Average rating:  
 9 reviews
Excelente

Mi opinión sobre el Centro Canino Roblezal, es excelente. Me puse en contacto con ellos por recomendación de un socio comercial de Valencia, que tubo su Pittbull con ellos. Mi perro Drago, es un Pastor Alemán de lineas de trabajo y cuando llegó a los 2 años comenzó a ser extremadamente protector conmigo, mi mujer y mis hijas, de modo que pasearlo por la calle era una locura incluso con bozal. Por mi trabajo me muevo mucho y mi mujer debe pasearlo la mayor parte del tiempo, cosa que con la fuerza de un perro como Drago 39 kg se le hacía imposible. Hace 7 meses más o menos que Drago estuvo en el Roblezal y cada día va mejor. El siempre está vigilante en la calle, no se le escapa nada, pero ya confiamos plenamente en el y sabemos que cualquiera puede acercarse, saludarnos etc, cosa que antes desencadenaba una agresividad terrible.Eternamente agradecidos de verdad.

by Fernando Gil on Centro Canino Roblezal
Excelente

Nuestra perra Fany, es un cruce de podenco andaluz, con ratonero, creemos. La recogimos de la calle, cuando tenía unos 8 meses. La verdad es que la perra estaba hecha una pena. Desde el primer día con nosotros la perra se mostró muy cariñosa, pero conforme comenzaron a pasar las semanas comenzó a mostrarse agresiva con los desconocidos y sobre todo con los niños. En casa se comportaba de manera muy diferente, ya que allí daba igual quien entrase, que Fany se relacionaba bien con todo el mundo, incluso con hijos de amigos, a los que en la calle quería morder como poseída.Encontramos el Centro Canino Roblezal y nos pusimos en contacto con ellos. Tras el mes que estuvo allí, Fany es otra, literalmente. Nos la llevamos a todas partes.

by Eduardo Romeros on Centro Canino Roblezal
Excelente

Hace 2 años adoptamos una cachorra de American Stanford de unos 7 meses. La perrita estaba en una casa de acogida con otros dos perros grandes. Al principio todo iba bien, hasta que Martina cumplió el año y medio aproximado (no sabemos la edad exacta). A partir de esa edad se abalanzaba a cualquier perro o perra que se le acercase, a no ser que los conociese de los primeros meses que estuvo con nosotros. Con esos seguía jugando como siempre, pero al resto los quería matar y eso nos desconcertaba. Probamos con un adiestrador de la zona y con una etologa, estando 2 meses con cada uno y lejos de mejorar, Martina empeoraba. En una ocasión durante una de las clases, Martina cogió por el cuello a un labrador del grupo que estábamos trabajando y aunque solo le hizo un pequeño corte, tardamos más de 10 minutos en poder soltarla. Esto nos creó pánico, por lo que pudiera hacer a otros perros. El Veterinario de unos amigos, nos recomendó el Roblezal. Hablamos con ellos y a los dos días llevamos a Martina. Cuando fuimos a verla a la semana, ya notamos mucho cambio y a día de hoy que han pasado meses desde que la recogimos, es una perra totalmente distinta. No se pone agresiva nunca, deja que otros perros se acerquen a olerla. Con los perros nuevos/as, no juega de inicio, pero si pasamos un rato juntos y el otro perro la incita a jugar, ella se une. En casa sigue siendo la perra ideal que ha sido siempre.

Los mejores

Mi caso es un poco particular. Nací en España, pero desde los 12 años vivo en Londres. Los perros en general me dan alergia, pero como me encantan y necesitaba tener uno, me informé de las razas que mejor se ajustarían a mi problema y me recomendaron el Schnauzer Gigante. Así que adquirí uno en uno de los mejores criaderos de Europa. Dark hasta el año y medio no me dio ningún problema de agresividad. Pero de la noche a la mañana todo cambió y comenzó a ser super agresivo con cualquiera que quisiera acercarse a mi. Se tornó super protector y si yo intentaba corregirlo, me gruñía y me enseñaba los dientes. Me puse en contacto con el criador y le explique mi problema. Me recomendaron que llamase al Roblezal, pues además de estar especializados en la agresividad canina, también crían gigantes de trabajo y conocen muy bien la raza.
Así que les lleve a mi gigante de 44 kg. Por la distancia y las combinaciones aéreas, solo pude ir a mitad del mes 2 días y al final del mes otros 2 días para trabajar con Dark.
El resultado ha sido super. Dark sigue siendo protector, pero controlado al ciento por ciento. Puedo calmarlo si hace falta y cualquier situación normal, es simplemente normal, además se que si la situación lo requiere, el me protegerá. Gracias desde Londres.

Maravillosa

Mi novio, me regaló un cachorrito de dos meses de Pastor Belga Malinois, todo perfecto (o casi) durante el primer año, quitando que se comió alguna cortina, sofa...
Cuando cumplió el año más o menos paseaba por la calle con el como siempre y si alguien se acercaba demasiado o si querían saludarme el se lanzaba sin gruñir ni nada. Al principio lo hacía solo con hombres, pero en menos de un mes lo hacía con todo el mundo, incluso con mis amigas a las que conoce de siempre. Aun con bozal era una tortura sacarlo a pasear. Con mi novio se portaba algo mejor, pero también se tiraba a por la gente que quería hablar o saludar. Hablé con Sergio del centro canino roblezal y me dijo que este comportamiento era bastante frecuente en los Malinois, si no se los trabajaba. Esto por un lado me tranquilizaba al ver que mi perro no era un caso único.
También me advirtió sobre detalles de la raza, que con el paso del tiempo se han ido cumpliendo todos. También me dijo, que cuando terminásemos el trabajo difícilmente querría otro perro que no fuese un Malinois y coincido plenamente. Ahora mismo estoy encantada, estoy casi las 24 horas con él, me lo llevo a la oficina todos los días, lo que era impensable totalmente. Me hace más caso que a mi novio, lo que me encanta y el vinculo que tenemos es increíble. Gracias mil.

Excelente

Cuando me fui a vivir con mi novia, se nos planteó una situación insostenible. Por mi parte yo aportaba a una hembra de Pastor Alemán y ella una American Stanford. Ambas se conocían, pues siempre las paseábamos juntas y nunca habían tenido problemas. De hecho jugaban juntas siempre. La mía siempre era la más dominante en los juegos, pero nunca se subían de tono.
Al irnos los 4 a la misma casa, la cosa cambio. Mientras las perras estaban solas no había problemas al principio, pero cuando uno de los dos o los dos a la vez llegábamos a casa, Greta mi perra atacaba a Dina y esta claro se defendía. Optamos por dejarlas en cuartos separados, para que la llegada a casa no fuese una batalla. Pero aun así se empezaron a dar situaciones que también terminaban en pelea y por 2 veces terminamos dando puntos a las 2 en el veterinario. Contactamos con el centro canino roblezal y nos dieron un plazo de entrada de más de un mes. Como nos habían hablado muy bien de ellos, esperamos pasando lo indecible. Mientras estuvieron allí, según nos dijeron, solo tuvieron un amago de agresión por parte de Gea en la primera semana. Hace ya un año que las llevamos y nunca más se han vuelto a pelear. De hecho están muy unidas. Las podemos dejar solas juntas y llegar a casa con normalidad, comen juntas, duermen juntas. No se que hicimos mal, pero recomiendo que cualquiera que tenga un problema parecido contacte con este centro.

Page 1 of 2:
«
 
 
1
2
 
»