Modificación de conductas – Choco

Choco es un precioso mestizo, que nos llegó con algunos problemas de conducta, algunos de ellos desencadenaban agresividad en ciertas situaciones hacia perros o personas. Un candidato para la modificación de conductas.Modificación de conductas

Tras evaluarlo en la toma de contacto y los primeros días que estuvo con nosotros y con la información que nos facilitaron sus propietarios, llegamos a la conclusión de que todo lo relacionado con la agresividad era fruto de una socialización casi nula en su etapa de cachorro.

Esto suele ser muy común en propietarios  con o sin experiencia previa a la hora de criar cachorros. Como es lógico tememos que el cachorro coja alguna enfermedad vírica durante la etapa en que su inmunidad frente a estas enfermedades es insuficiente. Por ello parece acertado pensar que debemos protegerlo del exterior y mantenerlo dentro del hogar para intentar evitar esas temidas infecciones.Modificación de conductas, veterinario

Lo habitual es que hagamos la consulta a nuestro veterinario de confianza, sobre cuando podemos comenzar a sacarlo a la calle. La respuesta generalizada y común de casi cualquier veterinario, será que no lo saquemos hasta que el ciclo de vacunaciones esté completo y la inmunidad se haya generado, lo que según que casos (si el ciclo de vacunaciones no se ha iniciado al mes de vida, o si se han puesto vacunas inadecuadas para la edad del cachorro, podemos tener un cachorro vacunado, pero sin inmunidad real) puede acercarnos a los 4 meses de vida del cachorro.

Esto es un acierto en cuanto a seguridad sanitaria, pero un tremendo error en lo que a socialización se refiere, ya que esta etapa de riesgo para la salud, que alcanza o puede alcanzar los 4 meses de edad, es la más sensible en el aprendizaje de comportamientos sociales y en la habituación a situaciones nuevas, que en el futuro le darán una estabilidad emocional.Modificación de conductas, permanencias

No debemos echar toda la culpa a nuestro veterinario, por recomendarnos esa especie de aislamiento, ya que si nos dice que saquemos al cachorro a edad temprana, para que su socialización sea correcta y por circunstancias se nos infecta y muere, le achacaremos con la culpa de la muerte del cachorro, aun sin tenerla. En gran medida es por esto que los veterinarios recomiendan mantener al cachorro fuera del contacto con otros perros, para evitar que les culpemos si el animal enferma.

El criador debe asesorarnos en este apartado y así con la información aportada por él y por nuestro veterinario, podremos tomar la decisión de qué hacer.

Lo recomendable es arriesgar un poco y socializar a edad temprana a nuestro cachorro en todo tipo de ambientes.

El caso de Choco es además especialmente complejo, ya que tuvo la suerte de ser encontrado por sus actuales propietarios con tan solo 15 días de edad, decimos suerte ya que de otro modo hubiese muerto de hipotermia o de inanición en pocas horas y no tendríamos hoy este fantástico perro.Modificación de conductas, paseo

Por supuesto lo primero que hicieron sus dueños, fue llevarlo a consulta veterinaria y empezar a cuidarlo, al encontrarse sin madre ni hermanos a una edad tan temprana, es normal darle cuidados (digamos en exceso) ya que sabiendo que se le ha salvado de una muerte segura, lo que se pretende es precisamente eso, salvarlo. Como comentábamos antes, la recomendación fue de no sacarlo a la calle, ni de tener contacto con otros perros hasta pasados los 4 meses. Cuando nos hacen una recomendación sanitaria de este tipo, solemos incluso alargar el plazo por nuestra cuenta, para asegurarnos de que nuestro cachorro no enferme.

Choco no contó, en ningún momento importante para las habilidades sociales, con una madre de su especie, ni con hermanos. Solo tenía a su familia humana.

Cuando Choco llega a nuestras instalaciones para asesorarse sobre modificación de conductas, tiene 16 meses de edad, alzada de 68 cm y peso en torno a los 45Kg de peso, denota que es un perro dominante y de carácter fuerte. Carece de habilidades sociales adecuadas con los perros y con las personas que no son de su familia.

El cuadro es perfectamente normal teniendo en cuenta todo lo anterior. Se encuentra en la edad en que el perro se da cuenta de su potencial físico, es valiente, por lo que lo que tiende a dominar aquello que le da inseguridad, esto puede ser algo tan simple como relacionarse con otros perros o en algunos casos con personas. Puede llegar incluso a querer dominar en su entorno familiar, cosa que al parecer pudo iniciar a tantear.

Llegados a este punto los dueños de Choco se dan cuenta de que tienen un problema serio con él y deciden buscar ayuda profesional. Bravo por ellos, ya que muchas personas optan por el sacrificio del animal.

Con nuestra manada, Choco ha aprendido a relacionarse, a interactuar y a jugar con otros perros de diferentes sexos y edades. Se ha socializado con diferentes especies de animales y con nosotros ha aprendido a dejarse manejar y manipular,a ir con y sin correa a nuestro lado, a mantener una posición de manera tranquila y confiada a la espera de que lo recojamos. Ha aprendido a viajar en coche sin molestar y es capaz de esperar tranquilo, relajado y confiado en su transportín todo el tiempo necesario, para que pueda convivir de manera feliz con su familia humana.Modificación de conductas,cooperando.

Llega el momento de despedirnos de él, para devolvérselo a sus dueños después de aplicar técnicas de modificación de conductas de manera satisfactoria y será una despedida triste para nosotros, ya que es un magnífico perro.

Este breve artículo pretende llegar a todas las personas que puedan tener perros, digamos problemáticos y que quizás se planteen deshacerse de él, por pensar que su problema no tiene solución. Les animamos a que se asesoren con profesionales que les ayuden a ellos y a sus perros. La modificación de conductas puede ayudarles.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *