¿Cómo evitar que mi perro coma cebos envenenados?

El problema de los cebos envenenados, es algo que viene de muy lejos y lamentablemente su utilización está muy extendida.

Los cebos envenenados, nos preocupan tanto a los profesionales del adiestramiento, como a los particulares propietarios de perros.

cebos envenenados

Primero de todo debemos saber que el uso de cebos envenenados es habitual en nuestros días, con casos semanales en todas las comunidades autónomas. El que la utilización de cebos envenenados, esté tipificada como delito en el artículo 336 del código penal, no parece amedrentar a quienes los colocan en parques y zonas recreativas frecuentadas por perros. Debemos saber también que para poder demostrar la autoría del delito, se deben dar circunstancias como que varios testigos observen la acción y pongan la denuncia o que agentes de la autoridad, presencien los hechos, algo solo posible a priori, si existe un dispositivo de vigilancia.

Lo siguiente que debemos saber es que todos los perros, independientemente de su tamaño, pueden resultar muertos por los efectos de diferentes venenos, pero que los ejemplares más pequeños, por recibir una mayor concentración en sangre de las toxinas, tendrán menos posibilidades de salir adelante.

Pero en este artículo nos centraremos en el  problema de los cebos envenenados desde el punto de vista del comportamiento canino. Sigue leyendo